Lugar:

Bastero Kulturgunea, Andoain (Gipuzkoa)

Artistas participantes:

Estanis Comella, Maite Mugerza, Damaris Pan

Mediador/a:

Iñaki Imaz

harriak: exposición «esku azpi begi / ojo para mano»

pretende colocar en primer plano un asunto básico de la pintura. En las obras expuestas es evidente el rastro de una mano desencadenada, liberada de su habitual subordinación respecto del ojo. Lo táctil, lo manual de todas ellas está, sin lugar a dudas, ahí; es una presencia que dificulta la apreciación de la imagen como totalidad, acercándola a lo escultórico y alejándola de lo fotográfico. Sin ser expresionista, la mano se ha rebelado y, desbaratando el orden que el ojo necesita e impone, ha organizado el cuadro asumiendo e integrando la insignificancia de lo material. De ese modo lo pintado aparece como claramente pintado, ayudándonos a tomar conciencia del propio acto de mirar y ver. Equivale así a una especie de filosofía muda, es reflexión y comentario visual acerca de las imágenes en general.

De ahí la importancia de la mano desencadenada en relación a un orden fundamentalmente visual: al desmenuzar y desnaturalizar la imagen, al mostrar su esqueleto y desvelar el carácter construido de lo que vemos, propicia el cambio porque, al hacerlo, nos advierte de que el mundo de imágenes que habitamos podría ser de otra manera.